El problema de las cirugías plásticas en Colombia

Implantes de silicona mal puestos, inyecciones de biopolímeros, abdominoplastías mal realizadas, son solo algunas de las preocupaciones que tienen  los organismos que regulan los procedimientos estéticos en Bogotá. 

 

¿Qué sucede en Colombia?

 

Según el informe de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS), Colombia ocupa el onceavo puesto en donde más procedimientos quirúrgicos se realizan en el mundo. Una de las cifras más alarmantes es el aumento de procedimientos estéticos en jóvenes. En el año 2016 se realizaron 340.000 procedimientos estéticos en el país y un 30% de estos pacientes corresponde a menores de 18 años. Buscando en primer lugar; la rinoplastia, el aumento de senos, liposucción y aumento de glúteos, según Ricardo Galán, el presidente de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, Estética  y Reconstructiva (SCCP).  

Según la psicóloga Neila Díaz Bahamon, el problema de que mujeres jóvenes se realicen este tipo de procedimientos es que no saben cuales son los peligros y consecuencias que conlleva una operación en un cuerpo que aún no ha terminado su desarrollo. Muchas jóvenes que todavía no han alcanzado la madurez se someten a operaciones de cambios físicos radicales, lo que puede ser contraproducente. No se puede intentar solucionar un problema de inseguridad y baja autoestima con la cirugía puesto que su origen va más allá del aspecto físico.

Clínicas clandestinas o clínicas  de ‘garaje’ :

Otro problema que ha empeorado la regulación de los procedimientos estéticos se debe a las llamadas “clínicas de garaje”. Estas se proliferaron en la última década, así como también la falsa identidad de personas inescrupulosas que sin tener el certificado de médico cirujano y peor aún, el conocimiento, se dedicaron a hacer procedimientos quirúrgicos, incrementando en un 130% las muertes por cirugías estéticas entre el año 2015 y 2016, así lo afirma la cirujana Beatriz Sánchez.


Por consiguiente, la senadora Myriam Paredes manifiesta que el Ministerio de Salud de la mano del Congreso de la República empezaron a tramitar un proyecto de ley que busca clausurar todos los centros y clínicas de estética donde se practiquen procedimientos  en muchas de las cuales no se cumplen las condiciones mínimas de calidad y seguridad con el paciente, es decir con esta ley  se busca reglamentar el ejercicio de la cirugía plástica, estética y reconstructiva en Colombia.  

Certificaciones que no deberían ser avaladas:

 

Debido a que Brasil ganó reconocimiento por sus procedimientos estéticos, y dado a la facilidad de obtener un título como “cirujano”, muchos optaron por cursar su especialización realizando pequeños cursos de estética, evadiendo el respectivo proceso de estudiar la carrera completa en dicho país, la cual dura cinco años. Estos cursos, que no son ni siquiera especializaciones, duran aproximadamente un año o  máximo dos. En estos cursos se aprende lo más básico de lo estético. Poner botox, tatuar cejas, el uso del láser, etc. Según lo explica Juan Pablo Arbeláez, colombiano y residente de la Clínica Ivo Pitanguy, en Rio de Janeiro.

 

“Los esteticistas se aprovechan de eso y se hacen llamar cirujanos plásticos sosteniendo un diploma (en portugués) de la entidad que ofrece este tipo de cursos, que si bien lo presentan en el Ministerio de Educación colombiano, este lo avala y lo certifica de modo que estas personas puedan regir como cirujanos sin ningún impedimento poniendo en riesgo la vida de muchas personas”, así lo explicó en palabras exactas el colombiano y practicante de la Clínica Ivo Pitanguy en Rio de Janeiro, Miguel Rivera.

¿Cómo cumple su función de controlar a los cirujanos estéticos la Secretaría de Salud de Bogotá?

 

La Secretaría Distrital de Salud, en el marco de sus funciones y a través de la Dirección de Calidad de Servicios de Salud, Subdirección Inspección, Vigilancia y Control de Servicios de Salud,  realiza cinco clases de visitas a los prestadores que ofrecen servicios de cirugía y procedimientos estéticos, estos son los siguientes:

 

1. Visita de verificación previa a la inscripción de una nueva Institución Prestadora de Servicios de Salud.

2. Visita de verificación del cumplimiento de las condiciones del Sistema Único de Habilitación.

4. Visita de quejas por presuntas fallas en la calidad de la prestación de los servicios de salud.

5. Visita de Control para verificar la inscripción en el Registro Especial de Prestadores de Servicios de Salud (REPS), de toda persona o institución que se encuentre ofreciendo servicios de salud.

 

La Secretaría a través de los barridos que se hacen con las visitas de control y la verificación de las quejas presentadas por los usuarios de los servicios, detecta personas o instituciones que actúan en la ilegalidad y les impone las medidas de seguridad e inicia las investigaciones administrativas pertinentes.

¿Qué hace una víctima de un mal procedimiento?

El paciente debe hacerse valorar por un médico diferente al que le realizó la cirugía, para ver si la lesión se generó por negligencia médica. Dado el caso, el paciente debe denunciar al doctor ante el Tribunal seccional de Ética Médica, ante la Fiscalía General de la Nación y finalmente denunciar los sitios que ejercen con estas personas ante la Secretaría de Salud de la ciudad respectiva en la que se llevó a cabo el procedimiento, así lo afirma el abogado penalista Francisco Bernate Ochoa.

Recomendaciones de la Secretaría de Salud

 

Los prestadores de servicios de salud deben cumplir lo establecido en el Decreto 780 de 2016 y la Resolución 2003 de 2014, la cual contiene las condiciones para que los servicios de salud ofertados y prestados en el país cumplan con los requisitos mínimos para brindar seguridad a los usuarios en el proceso de la atención en salud.

 

Los prestadores de servicios de salud, deben cumplir con los criterios definidos para cada uno de los estándares, los cuales son:

 

  • Talento humano

  • Infraestructura

  • Dotación: medicamentos, dispositivos médicos e insumos

  • Procesos Prioritarios

  • Historia Clínica  

  • Registros e Interdependencia establecidos para todos los servicios y los específicos para cada uno de los servicios ofertados y prestados.

 

Teniendo en cuenta lo anterior, los procedimientos de cirugía plástica y estética deben ser habilitados por Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud – IPS.

La información relacionada con la prestación de los servicios de salud solicitados, puede ser consultada a través de la página web oficial de la entidad: www.saludcapital.gov.co  en el link -consulte la habilitación de su médico o IPS-, allí se abrirá la página del -registro especial de prestadores de servicios de salud- (Registro de carácter nacional), de clic en Ingresar y luego en Registro Actual. Una vez ingrese por esa ruta, podrá consultar la información de los Prestadores de Servicios de Salud de Bogotá y del nivel nacional que tienen habilitados los servicios en mención.

© 2017 by Natalia Sabogal, Isabella Valencia, Juliana Ropain and Linda Pachón. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now